You are here
Home > Blog

Victor Kossakovsky: El cine debe ser irrepetible

Descubrí el trabajo de Victor Kossakovsky en medio de la proyección de su (en ese momento) última película “Demonstration”, trabajo colaborativo con sus estudiantes del Master en Documental de Creación del IDEC-Universitat Pompeu Fabra de Barcelona. La película mostraba, a modo de crónica, los acontecimientos de una serie de marchas a favor de la separación de Catalunya de España. Los estudiantes salían a filmar a partir de una serie de reglas estrictas. Aquí el trailer de “Demostration”:

El montaje da como resultado un ejercicio que rompe las reglas de la crónica o el reportaje, llevando a aquellas imágenes a un estado distinto del documental. Tras aquella visualización, lo único que quedaba era escarbar en la red y tratar de ver más trabajos del director ruso. No sólo uno se encuentra con imágenes impactantes, sino un serie de planteamientos teóricos que dan frescura y alegría al momento del documental de creación. Aquí una serie de apartes de esa revisión de material del director y docente Victor Kossakovsky:

La obra de Kossakovsky puede dividirse en dos partes: una de ellas, formada por las películas en la que los protagonistas son conscientes de su participación en el documental. La otra parte es todo lo contrario, en la que los personajes desconocen su participación. Esta “división” habla mucho sobre el realizador ruso. De inmediato plantea la necesidad de establecer pautas para la captura de la realidad. Si en una película el personaje principal accede a contar su historia, a dejar que la cámara del director capture la intimidad, están las otras películas donde un objeto, una persona, un motín, son filmados bajo un ojo-cámara que los convierte en personajes documentales.

Una mirada no es indefensa.

El documental es ante todo una mirada al mundo. Una forma particular de mirar algo, a una persona, a su mundo, a un objeto. Pero una mirada en el cine no es sólo eso. Es sobre todo una actitud ética. Un momento para reflexionar, para pensar en el plano y su reacción ética. “El travelling es una cuestión de moral” decía Godard, entonces, a partir de la anterior reflexión, observar la vida a través del documental con un primer plano o un plano general manifiesta una análisis.

En la entrevista a Victor Kossakovsky hecha por Albert Folk y Daniel Seguer para contrapicado.net, nos encontramos con un director honesto, simple y directo:

“Si filmas algo y reaccionas como persona, no como operador de cámara o director, sino como persona, los espectadores de la película sentirán que eres una persona. Sentirán que tienes sentimientos. De esa forma, el documental es emocional.”

“La cámara es la forma para hablar con el público.” Victor lleva siempre la cámara, se le dificulta delegar su operación. En el artículo:

Trailer de “¡Vivan las antípodas!”:

En el texto “Victor Kossakovsky: gravitaciones perceptivas de un cineasta no ficticio” Daniel Seguer se pregunta: “¿es suficiente denunciar la indiferencia ante un cadáver y no proceder cómo desearías en los demás? ¿Es lícito secuestrar la identidad a un hijo y devolvérsela a capricho?” Al respecto de esta dicotomía que se revela entre lo ético y lo estético, en su película “Demonstration”, si bien hay captura de sonido directo, en postproducción se han recreado acciones sonoras y montado situaciones entre imagen y sonido que “afectan” el “momento real”, llevándolo a una representación en la que la línea entre documental y ficción es muy delgada.

A partir de esa discusión el director plantea una imagen sugerente para el quehacer cinematográfico:

“No creo que las películas deban contar historias. Ese tipo de cine que cuenta historias pertenece ya al pasado. Se supone que el cine debe darte algo que no hayas vivido ni pensado antes”

El indagar en las vidas de los personajes, en la condición humana de los personajes hace que la interpretación que de ellos hace el público sea “universal”.

La identificación del público con las emociones que el director propone llegan de manera más rápida. En sus palabras: “El periodismo va primero a la cabeza. El cine va primero al corazón.” Kossakovsky plantea, claramente, que el cine debe ser emocional, que su mirada debe posarse en lo singular. El director de cine es aquél que ve algo que nadie más ve. Para ello ilustra su idea a partir de la Metáfora de Newton y las manzanas: toda la gente veía que caían, pero nadie notó nunca que se trataba de una regla. El director de cine ve sentido en la vida, aunque no tenga tanto sentido para el resto de la gente. La gente no ve nada especial en algo, tan sólo ve rutina, el director de cine ve emociones, ve más que rutina.

Tal vez, para entender un poco más la forma como el documentalista ruso propone su imaginario cinematográfico, plantea 10 consejos o reglas:

1. No filme si puede vivir sin filmar.

2. No filme si quiere decir algo – dígalo o escríbalo. Filme sólo si quiere mostrar algo o si desea que la gente vea algo. Esto afecta tanto a la película en su conjunto como a cada plano dentro de la película.

3. No filme, si ya sabe de antemano lo que quiere decir. Esto sólo lo convertirá en un profesor. No trate de salvar al mundo. No trate de cambiar el mundo. Es mejor que su película lo cambie a usted. Descubra el mundo y descúbrase a usted mismo mientras filma.

4. No filme algo que odie o algo que ame. Filme cuando no esté seguro de si lo que siente es amor u odio. Las dudas son cruciales para el arte. Filme en lo posible cuando odie y ame al mismo tiempo.

5. Usted necesitará su mente antes y después de filmar. No la use durante la filmación, en ese momento sólo use su instinto e intuición.

6. Trate de no obligar a las personas a repetir una acción o dichos. La vida es irrepetible e impredecible. Espere, observe y sienta que tiene que estar dispuesto a través de su propia forma de filmar. Recuerde que las mejores películas son las irrepetibles. Recuerde que las mejores películas están basadas en planos irrepetibles. Recuerde que los mejores planos capturan momentos irrepetibles de la vida filmados de forma irrepetible.

7. Los planos son la base del cine. Recuerde que el cine fue inventado como un único plano. Antes que nada, estos planos deben proporcionar a los espectadores, nuevas impresiones que usted nunca tuvo antes.

8. La historia es importante para el documental pero la percepción lo es aún más. Piense, en primer lugar, qué sentirán los espectadores al ver sus planos. La estructura dramática de su film puede transformar los sentimientos del espectador.

9. El documental es el único arte, donde cada elemento estético casi siempre tiene aspectos éticos y cada aspecto ético se puede utilizar estéticamente. Trate de seguir siendo humano, especialmente en el montaje. Tal vez la gente buena no debe hacer documentales.

10. No siga mis reglas. Encuentre las suyas propias. Siempre hay algo que sólo usted puede filmar y nadie más.

Este es el cortometraje “Svyato” sobre la primera vez que su pequeño hijo se ve en un espejo:

Svyato from sharingvideos on Vimeo.

 

El cine y la felicidad.

“Si ya sabes como hacer algo, no lo hagas más. Tienes que hacer algo que no sepas cómo hacer. De allí resultará la felicidad.” Kossakovsky se la juega, te reta. Te lleva a aquél lugar al que siempre querés llegar, buscar la felicidad al filmar: “Si ya sabes como filmar algo, no lo filmes, la clave estaría en averiguar cómo hacerlo.”

Kossakovsky cree que el cineasta absoluto no se puede encontrar tan fácilmente, por ello son tan pocos los realmente grandes directores de la historia del cine. También define al cineasta absoluto como aquél que, aunque puede mostrar elementos del cine, también puede entregar cambios totales al mismo cine.

Para Victor Kossakovsky, “El cineastas perfecto sería la combinación de Chaplin y Tarkovski: divertido, serio y cinematográfico. Chaplin no es cinematográfico, Tarkovski no es divertido.” Una sentencia final respecto a su carrera como director de cine:

“Hasta el momento no he hecho nada que sea bueno. Espero hacerlo” Esto sólo anima a continuar haciendo, a no detenerse, a seguir el rastro de aquello que podría ser bueno. Aquella película que podría ser el inicio de de la carrera de uno de esos pocos cineastas absolutos. Se parece a una reflexión que trato de decirme constantemente: la mejor película es la que no has visto todavía.

 

Las películas de Victor Kossakovsky:

Losev (1989) película sobre el filósofo ruso Alexei Fedorovich Losev.

The Other Day (Na Dniakh, 1991), película sobre un cadáver en la vía pública que ni policía ni transeuntes parecen ver.

The Belovs (Belovy, 1993) película sobre la relación de amor y odio de dos hermanos.

Wednesday 7.19.1961 (Sreda, 19.7.1961, 1997), ambiciosa película en la que se sigue la vida de todos los nacidos en aquél día en san petesburgo.

I Loved You… (Three Romances) (2000) El director revisa los sentimientos en la vejez, la juventud y la niñez.

Tishe! (2002) Aquí se pone en practica el voyeurismo del director, contando una historia a partir de una ventana hacía la ciudad.

Svyato (2006), observa la primera vez que su hijo ve reflejada su imagen en un espejo.

¡Vivan las Antípodas! (Long Live the Antipodes!, 2011) Observa y analiza la vida de cuatro puntos geográficos con antípodas perfectas en Argentina-China, Chile-Rusia, Botswana-Hawai y España-Nueva Zelanda.

Lullaby (2012) cortometraje donde muestra las reacciones de personas que entran a un cajero electrónico a retirar dinero y ven a personas sin techo durmiendo en el lugar, huyendo del frío. Aquí el cortometraje completo:

Para finalizar, dejo acá la entrevista a la que hago referencia en el texto, hecha por Albert Folk y Daniel Seguer para contrapicado.net:

Entrevista a Victor Kossakovsky from Revista Contrapicado on Vimeo.

 

Espero busqués más sobre este director ruso y su personal forma de ver el cine!

 

Alexander Giraldo
@AlexGiraldo180

 

Por si te interesa, he armado otros post sobre temas cinematográficos:

 

Guión Cinematográfico: Describiendo: la técnica de escritura de Jean Claude Carriere

Néstor Almendros: La dirección de fotografía en “Days of Heaven”

El cine y la realidad: Revisando teorías sobre el realismo de André Bazin y Rudolph Arnheim

Claude Chabrol y El Cine: Su libro “Cómo se hace una película” y la aplicación en sus filmes.

Wim Wenders y las Imágenes: Revisión el trabajo del director alemán como fotógrafo

Nunca es tarde para una Opera Prima: directores que hicieron su primera película siendo mayores.

Psycho: 55 años de su estreno: Mucha información sobre la película de Alfred Hitchcock

Ilustraciones de Cine: Federico Babina ilustra casas basado en películas y cinematografías

Top